El esqueleto de mi muerte

Ir abajo

El esqueleto de mi muerte

Mensaje por Maldito enfermo el Miér Ene 09, 2013 10:44 pm

El esqueleto de mi muerte

Desearía no despertar de mis sueños
en donde los animales salvajes
me devoran
para ser la carne del infierno,
si pudiera rescindir las estrofas
que iniciaron este documento
inventaría un verso
con las rimas vitales
para introducir la esencia
mediante hemorragias internas.

Cuando la desesperanza
es tan notable
seria tan incoherente poner resistencia.

Espero tranquilo la muerte,
la necesidad por cruzar lo desconocido
es una forma de admitir
que sigo ocultando mis temores ,
llenando lo irregular de mi conducta
usando como ejemplo,
lo sobrenatural
del indicio en una era maniaca.

Considero absurdo
extender una vida
a pesar de la naturaleza del concepto
la esencia sigue siendo real
cada grito que remueve mis temores
dan un matiz depresivo
en mis gestos.

Al ejercer poca conciencia
si intento reconsiderar
la falta de respuestas
poco uso le doy a mis ideas
otorgando un amplio margen de error
a mi motivación para seguir
cuando la intención real de escribir
es relatar el sufrimiento.

Nunca el silencio me recordó tanto
la necesidad latente de amor
mientras el transcurso del tiempo
siempre logro emular,
que la importancia en el proceso mental
no es llenar de síntesis bioquímicas mi cerebro,
casi me encuentro ciego,
aun así, el no mirarte
dejo de importarme,
y asimilo tu imagen
solo por que me es imposible
dejar de recordarte.

El esqueleto de una prosa mal escrita
es la morada para mis emociones,
las visiones al descubierto
cuando defiendo mediante pretextos
la propagación de angustia.

No puedo creer en la vida
como un objetivo,
envejecer es estúpido,
procrear y traer humanos
a este lugar se me hace insano.

Si fuera necesario que la intuición
captara la simple aprehensión
con la cual existe un ultimo adiós
sentirías al igual que yo
mi corazón desprenderse
del sofocamiento interno
que hace olvidar cualquier esperanza.

Justo en este momento
mis sentidos se desvanecen
pierdo la esencia del tacto
cuando acaricio al viento,
se va para siempre,
el gusto en mi paladar
para no volver a probar,
los sinsabores en mi destino,
ahora estoy dejando atrás,
la vista borrosa
por un negro
que me permiteimaginar,
un mundo totalmente distinto
al que conocí.

Recostado en un rustico mueble
reafirmando la idea central
de lo inevitable que es mi muerte,
improvisando la angustia
cuando la ansiedad guía mis acciones,
debo de escribir mis lamentos
en poesía,
por si pierdo la razón
del concepto que se mueve en la noción
por continuar aun sintiendo,
desesperanza.

Si la razón de expresar un nexo
entre la insatisfacción de volver a fortalecer
el mecanismo de lo básico, que es la represión
vaticinada entre nuestros ojos,
fuera sentirme otra vez vivo
podría jurarte espíritu infinito
todas las promesas incumplidas.

Carezco de inspiración
me consume la ansiedad
de odiarme tanto
intento inducirme en plegarias
pero no encuentro respuestas
cuando mi mente sigue intoxicada
aun drogada sintiendo el dolor.

Entre la insignificancia
que representa mi existencia
junto las manos
para dirigirlas al cielo
me arrodillo,
rezando mi inútil sufrimiento.

Según pasa el lapso de los días
es cuando comienzo a darme cuenta,
sigo descendiendo sin poder parar
como si al inhalar la impaciencia que me invade
el pecado fuera capaz de asfixiar
toda mi inocencia.

De algún modo,
el nacer me dio la esperanza
que es poder morir,
lo entiendo ahora,
quisiera saber cuanto durara,
esta agonía
para aguardar tranquilo,
el día en que los gritos
por mi desesperación
dejen funcionar mis tímpanos
y así, vuelva a escuchar tu voz.

Quede atrapado en la somnolencia
nada logro restituir
el recuerdo,
de tu ausencia
todos los sentimientos,
nunca regresaran
prácticamente
me encuentro sin alma,
y en mis sueños existes a mi lado.

Aun sigo sintiendo el dolor
pero juntos olvidamos
el motivo de nuestros pecados
únete conmigo,
desafía a tu tristeza
ambos estamos muriendo,
aislados del mundo.


Quisiera saber,
probablemente tu también
¿quien se parara para leer, mi lapida?
¿quien me nombrara cuando este bajo la tierra?
¿quien rezara por mi, cuando
me juzguen en un purgatorio?
¿quienes en la noche
cuando todos duermen, dejaran que los visite?

Habla conmigo, muéstrame tus heridas
descansemos juntos,
antes de que no podamos hacerlo
pues la muerte, en su justicia,
quizás, me mande directo al infierno,
por eso no te separes,
sostenme solo así estaré tranquilo,
solo así sentiré
que el final ha llegado.

Maldito enfermo

Maldito enfermo

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 16/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El esqueleto de mi muerte

Mensaje por sabra el Vie Ene 11, 2013 6:22 pm

avatar
sabra
Admin

Mensajes : 1175
Fecha de inscripción : 25/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.