Torturándonos los labios

Ir abajo

Torturándonos los labios

Mensaje por Maldito enfermo el Mar Ene 08, 2013 3:27 pm

Torturándonos los labios


Despertamos en una jaula
aprisionados unos con otros,
mire abismos en los ojos de los demás,
así había despertado de la muerte
y ya deseaba me volvieran a matar,
aquella penumbra del ocaso existencial
nos condenaba a todos.


Fricciones infestadas de sentimientos silenciados
corrompidos en excesos vivimos muertos,
triste paraje desolado de caricias que no habitamos,
compartimos el claustro vulgar de un cuerpo humano
tenemos sed y la diluyéremos
torturándonos los labios con besos.


Avasallados por la podredumbre
le damos vida a la comunión insalubre
ejercemos mutantes la andanza reptante
olfateándonos los órganos sexuales,
quedamos anónimos
nadie posee identidad
todas las costras y cicatrices
nos hacen vernos igual.


La piel admirablemente pálida
tal cual como si estuviera muerta,
somos los más desafortunados de los vivos,
aunque ahora parezca increíble
antes fuimos distintos,
teníamos entereza y éramos dignos
sacábamos fuerza de la flaqueza
no pensábamos tirarnos al abismo.


Recluidos en el borde del terror
fraternalmente solidarios
hemos ido descubriendo admoniciones
atraídos a la sutiliza de la perversidad,
retemplamos lamentos,
pronunciamos maldiciones supeditados al mal.


Entregados a la malicia torcemos la inocencia,
cedemos al deseo de transmutar en un solo cuerpo,
los hilos carmesí enmarañados dentro
uniendo el alma del demonio con su bestia.


Con dietas de sangre
pronto el desamparo nos traerá otra vez
el sentimiento de hambre,
empezará enseguida la lucha intestina,
podrás vestir las mismas ropas elegantes
y yo habré de quitártelas como lo hacía antes.


Torturándonos los labios
diluiremos en ácido nuestros besos
que en el desespero de no tenernos
habita la muerte.


Esta furtiva pasión nos puede matar
en el desenvolvimiento dual a la hora de fornicar,
encandilar mis ganas de vida
solo es posible si tus manos me vuelven ahorcar,
sentir la punción de tu cuerpo
iguala la suavidad nimbada en el trazo del aura


Al inferir un vestigio infernal en las cicatrices escalfadas
logre abrir tus piernas,
ineluctables en el frenesí
del muerto reviviendo
olvidamos la soledad
empezamos a querernos
entre las sabanas y mil gotas de lujuria ardiendo.

Maldito enfermo

Maldito enfermo

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 16/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.